Cómo conservar el aceite de oliva

Cómo conservar el aceite de oliva es una pregunta que con  frecuencia nuestros clientes nos hacen al comprar en nuestra tienda online. Viendo que es un tema que interesa a bastantes consumidores de aceite de oliva queremos lanzar una serie de consejos sobre la conservación del aceite de oliva.

Suele ocurrir en un aceite de oliva que no esté bien conservado que su color y olor varían, volviéndose algo más turbio, y por supuesto su sabor también cambia. Veamos algunas cosas a tener en cuenta respecto a la conservación del aceite de oliva:

  • El aceite de oliva tiene una gama de colores que van del verde intenso al dorado. Si nos encontramos con una botella de aceite con otro tono de color rojizo o tirando al marrón, casi con seguridad se trata de un aceite que no está bien conservado.
  • La oxidación del aceite de oliva al estar en contacto con el aire una vez abierto provoca que su olor vaya degradándose, llegando a lo largo del tiempo a adquirir un sabor y olor a rancio.

Hay que indicar que un aceite de oliva no tiene fecha de caducidad (no llega a ser perjudicial para la salud), sino una fecha de consumo preferente que suele estar entre 1 y 2 años y que varía dependiendo de las condiciones de conservación del mismo, y durante el cual sus propiedades no se ven alteradas, lo que lo convierte en un producto alimenticio de larga duración.

Por supuesto las condiciones en que se conserva, así como el envase empleado para su embotellado nos permitirán conservar el aceite de oliva con todas sus propiedades más o menos tiempo.

Desde Olibe os damos algunos consejos para conservar el aceite de oliva en condiciones óptimas de olor y sabor:

  • Consejos para conservar el aceite de olivaProtege el aceite de la luz. Aunque las botellas de aceite y envases que usamos en Olibe suelen ser opacas hay muchos consumidores que prefieren echar el aceite en aceiteras de cristal. Te recomendamos que las guardes en lugar oscuro: por ejemplo dentro del armario en lugar de dejarlo sobre la encimera.
  • Mantener el aceite en lugares frescos. No es necesario guardar el aceite de oliva en la nevera, pero sí en lugares con temperaturas medias para evitar el deterioro del mismo.
  • Conservar el aceite lejos de olores fuertes. Una de las propiedades del aceite es que “atrapa” los olores ajenos con gran facilidad (lo que lo hace ideal para la elaboración de salsas y sofritos), pero esta característica hace que si se guarda en lugares con fuertes olores también pueda adquirirlos.
  • Tapar correctamente. El aire es uno de los grandes enemigos del aceite, de ahí que sea recomendable tapar la botella donde lo guardamos cuando no lo estemos usando.

Con estos consejos nuestros aceites de oliva virgen extra seguro que te duran de una temporada a otra en el caso de que desees hacer un pedido para todo el año. O bien puedes ir haciendo pedidos periódicos a través de nuestra tienda de aceite online, ya que te garantizamos que en Olibe cuidamos al máximo la conservación de nuestros aceites de oliva.